Amor en voz baja

Omar Biscotti

Al oído

Cuando quieras quererme a lo grande,

ahorra con rabia las frases rotundas.

Esconde, por favor, las mariposas,

la absurda necedad de nombrar

lo que aquí tengo, entre los dedos.

Cuando quieras quererme a lo grande,

no te exaltes, no te quemes, no exageres.

Quiéreme al oído, con el silencio denso

que me llega dentro,

allá dónde sé que sólo los tristes preguntan.

 

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario